sábado, 21 de junio de 2014

20/06/2014 Obras, obras y más obras!!!!!



Pues que pena dejar Krakow la verdad. La gente de aquí tiene una alegría especial y si a más tienes toda la calle Grozdka para ti a las 7:30h eso mola más.
Me propongo otro día más evadir en lo que pueda las autovías y mi precio me a costado en cabreos con el MOPU Checo, pero luego viene eso.
Lo primero es desviarse hacia el parque nacional que hay rodeando Ziwiek. Es una gozada circular por el aunque esperaba menos tránsito y menos turismo, pero aquí cuando paras en un bar te das cuenta que son precios de turista sin llegar a ser extremos. Algún remojón intermitente y un fresco tirando a frío veraniego del norte me hace ponerme los guantes de invierno......y gracias, ufffff.......


Aprovecho a almorzar mis últimos pierogis en Polonia, aunque estos son fritos y no herbidos; a mi me gustan más los herbidos, que me he hecho un experto de este plato por falta de vocabulario polaco.
Ya camino de la frontera checa que la tengo a tiro y vuelta a pasar una de esas fronteras que fué frontera pero ya que no la es. Empiezo ha echar de menos las fronteras de papeles y taquillas, de ves para aquí y ves para allá; yo que se, tiene su que!!!!
Pues ya en país repetido pero no sin ganas de volverlo a rodar. Y vamos al destino del día, ese lugar obligado a disfrutar cada día de ruta por lo menos.


El autódromo de Brno. Aunque creo que he llegado un poco pronto para el GP; algo así como 2 meses, no???? Pero disfruto el momento de estar en unos de los míticos del circo de Dorna.



Y allí empieza la fiesta. Lo que eran por carreteras secundarias unos 200km acaban en convertirse en unos 280km hasta Ceske Budejovice , la cuna de Budweiser, debido a la multitud de obras en esas carreteras. Era llegar a un pueblo y cortado con desvío. Pero, ojo, desvío hasta otro pueblo que había otro desvío por obras, que te llevaba a otro pueblo. Joder!!!!! Es que no había pueblo que no tubiera obras en el paso de la carretera. El navegador ya iba loco y he acabado por la opción de seguir cualquier carretera que llevará hacia el oeste. Vamos, que si pasaba un pueblo sin obras daba saltos de alegría y gritaba dentro del casco. Pues si ,una odisea esos kilómetros hasta Ceske, pero eso si divertidos y al final haciendo apuestas conmigo mismo al entrar en los pueblos a ver si habría obras o no.
Acabo llegando a Ceske y la sorpresa es lo bonito de esta ciudad. No me esperaba esta plaza y estas calles. Incluida la que está el Hostel Café. Recomendable a tope por precio y como es. Tiene su bar con terraza , música heavy puesta siempre y la preciosa birra checa a 27coronas (1€). La grande, ehhhhhh........
Intento ir a cenar a un restaurante checo, pero están todos a tope y acabo con unos huevos fritos con jamón y hígado encebollado en el Bar La Cabaña. Un bar de un asturiano que está en frente del hostel. He podido cenar con pan de verdad y sin pepinillooooooooo..........aunque me he perdido el famoso koleno checo. Pero no se puede tener todo, seguro que con el koleno me hubiesen puesto pepino, por dios!!!!!!!
Aquí os dejo unas fotitos de Ceske Budejovice.






Pues ya después unas birras de esas malas en el mismo hostel, que tiene buen ambiente y a esperar que llegue mañana. Otro día de ruta que me lleva para Austria y Alemania. Tendré que empezar a asimilar los precios europeos otra vez, ufffffff
Vsssssss y a la carretera que estoy desyunando y escribiendo esto en una gasolinera checa. Digamos que ayer las birras me ganaron por goleada......






2 comentarios:

  1. Enhorabuna por el viaje. Voy siguiendo por detras y por delante.
    Un saludo

    ResponderEliminar